end header begin content

Opinión

Columnistas
Mitzy C. de Ledezma

20 años resistiendo

Los venezolanos sumamos más de 20 años marchando. Por diferentes motivos que se juntan en las calles para que millones de ciudadanos adentro y afuera, protestemos contra un régimen que perpetra una variedad de crímenes que hacen del caso Venezuela, un acontecimiento que no tiene parangón en ninguna parte del mundo.

Mitzy C. de Ledezma

Sin pueblo, pero con balas

Las encuestas que se realizan en Venezuela arrojan resultados parecidos. Salvo aquellas empresas de maletín que hacen investigaciones por encargo y por lo tanto sus resultados son sesgados y nada creíbles, el resto de los sondeos nos revelan lo que es más que percibido en las calles del país. La inmensa mayoría de los ciudadanos repudia a Maduro y a su corte. No tienen anclaje en ningún sector del país, en todos los estratos sociales se ausculta un malestar cada dia más creciente. Es la consecuencia del pésimo desempeño, no de ahora, sino que esos síntomas ya se detectaban en los años en que Chávez instrumentaba sus planes diabólicos que nos han arrastrado hasta esta tragedia cada día más agobiante.

Mitzy C. de Ledezma

Felipe González y sus consejos

Después de aquella tarde del 19 de febrero de 2015, día en que la satrapía de Maduro orquestó el secuestro de Antonio Ledezma, nos decidimos a emprender una campaña de defensa de todos los presos y perseguidos políticos venezolanos. La primera vez que pude ver a mi esposo en la cárcel militar de Ramo Verde, me entregó dos documentos que posteriormente logré sacar del recinto penitenciario. Uno, era la carta pública de Antonio dirigida a los venezolanos en la que centraba su mensaje al llamado a la resistencia. Estimaba, en ese mensaje, "que la hora reclamaba una unidad sincera, con metas bien definidas para lograr superar las trabas que de seguro el régimen colocaría, en el tránsito hacia las elecciones parlamentarias", que después de varias presiones, se fijaron para diciembre de ese año.

Mitzy C. de Ledezma

Maquinarias fraudulentas

Lo que se está consumando en Bolivia es la misma mecánica fraudulenta que ponen en marcha los integrantes de ese clan cuyos componentes “están cortados con la misma tijera”. No dejo de recordar los comentarios que hacía en nuestra casa Miguel Ángel Capriles, una vez que regresó de su viaje a Cuba. Allá pudo conversar de cerca con Fidel Castro, más que hablar, diría yo a estas alturas de la vida, que tío Miguel lo evaluó como si hubiera tenido un tomógrafo en su mirada y un escáner en su olfato. “Ese hombre no entregará jamás el poder, las elecciones que realizan en Cuba son una burla para los cubanos y una afrenta a la descreída comunidad internacional”.

Mitzy C. de Ledezma

Pasarán más de mil años…

¡Pero apenas son 20!, diría, sarcásticamente, un parlanchín del madurismo. Si, eso es cierto, pero la crudeza de la tragedia hace sentir que pesan como 20 siglos. Por eso no dejan de tener razón quienes aseguran, que la dimensión de esta tragedia madurista no se mide en días, en semanas ni en años, se mide en muertos. Son más de 350 mil venezolanos dados de baja en estas últimas dos décadas. Más de 4 millones 600 mil venezolanos desterrados. Más de 400 mil personas con enfermedades crónicas expuestas a morir, porque no pueden ser tratadas debidamente. Más de un millón de niños al margen del sistema educativo porque no pueden asistir con hambre a sus escuelas. En definitiva, un verdadero calvario.

Mitzy C. de Ledezma

Niños desterrados

Desde que he tenido que visitar varios países del mundo, abogando por la libertad de todos los presos políticos de Venezuela, incluido mi esposo Antonio Ledezma, nos encontramos con miles de ciudadanos que forman parte de ese éxodo masivo, consecuencia de la inocultable crisis que impacta a nuestro país desde hace ya casi dos décadas.

Mitzy C. de Ledezma

¿Somos o no hermanos?

Juan José Capriles Ayala fue, sin duda alguna, uno de mis tíos más cariñosos. Con él crecí, de él asimilé muchos consejos y con él solía tararear una de sus canciones predilectas: El Himno de las Américas.

Mitzy C. de Ledezma

No son números, son personas

Cuando se enumeran los millones de venezolanos que se han visto forzados a emigrar y secuantifican en un porcentaje, no debemos dejar de mirar más allá de esos guarismos.Tenemos que sensibilizar nuestros diagnósticos, partiendo del hecho cierto y conmovedor que esas cifras encierran a millones de seres humanos, entre los que se contabilizan aniños, mujeres, jóvenes y ancianos.

Mitzy C. de Ledezma

¡A comer misiles!

Jugar a la guerra es parte de un diseño que ha servido de brújula a los cabecillas de esta narcotiranía que nos oprime en Venezuela. En varias oportunidades el finado Hugo Chávez usaba sus cadenas de radio y televisión para anunciar el desplazamiento de tanques de guerra con sus respectivos comandos militares hacia la frontera con la hermana república de Colombia. No faltaban sus peroratas inflamadas de falso patriotismo para darle también instrucciones a los oficiales de la aviación, a que alistaran sus naves equipadas con cohetes, como una manera de amenazar con combates ¡a sangre y fuego! al gobierno del vecino país.

Mitzy C. de Ledezma

La miseria como estrategia

Resulta inocultable que hundir en la pobreza a millones de venezolanos no es sólo consecuencia de la incapacidad de quienes asaltan el poder en nuestro país, sino que también responde a una estrategia de acorralar en la miseria a todo un pueblo para facilitar su sometimiento.

Mitzy C. de Ledezma

Ceguera por desnutrición

Recientemente sostuvimos una reunión con el prestigioso oftalmólogo venezolano Rafael Cortez. El propósito del encuentro era analizar la situación del joven Rufo Chacón, víctima de una agresión en Táriba, estado Táchira, mientras protestaba junto a su madre, por la carencia de gas doméstico en su comunidad. Una ráfaga de perdigones hicieron blanco en su cara, dejándolo sin visión. La idea de la reunión promovida por la Asociación Venezuela Libre, que coordina el Dr. Simón Pedro Defendini, que agrupa a venezolanos de diversa procedencia y maneras de pensar que estamos desterrados en España, era encontrar alguna manera de auxiliar al joven Rufo, respondiendo a una proposición del embajador Fernando Gerbasi, sin crear falsas expectativas, pero sí confirmando nuestra solidaria voluntad de darle una mano en medio de esta tragedia que padece.

Mitzy C. de Ledezma

Secuelas de la tiranía

Francisco Canestri, nuestro profesor de Formación Social, Moral y Cívica en el colegio San José de Tarbes, machaconamente nos decía que “Venezuela tenía asegurado su futuro en las riquezas naturales con las que la naturaleza lo había dotado, pero que la garantía de que esos tesoros se reprodujeran en progreso, era la buena educación que recibiera la juventud”. Pues bien, lo de las riquezas naturales es indiscutible, también es justo reconocer que en la democracia se hizo un esfuerzo plausible para que se formara el talento humano que supiera administrar esas riquezas, lo que no se había previsto era que un régimen como éste que usurpa el poder actualmente, fuera capaz de arruinar una Nación como la nuestra.

Mitzy C. de Ledezma

Repudio planetario

El decreto dictado el pasado 5 de agosto por el presidente de los EEUU, Donald Trump, puso en carreras a todos los personajes que han venido manteniendo todo tipo de negociados con los pandilleros que se aferran a las instituciones públicas que han secuestrado. Queda hoy muy claro que se exponen a procedimientos regulatorios que terminarían en reproches judiciales, los que prosigan esos negocios con un régimen que es manejado por una corporación delincuencial. Por eso, los que deben temer a esas acciones, son los que poseen cuentas bancarias con abultadas cifras de dineros depositados, así como aviones, yates o mansiones de altísimo valor.

Mitzy C. de Ledezma

Los brujos del poder

La estafa no se limitó a vender pócimas revolucionarias, cómo ese menjurje del Socialismo del Siglo XXI. Chávez y su carnal Maduro fueron más allá de esa "feria de latiguillos" que resumían las más contradictorias ideologías habidas y por haber. También pisaron el terreno de la brujería, con todas sus supersticiones. De las andanzas de Chávez con la Santería hay evidencias, así como de sus delirios espiritistas que le permitían "empotrar en sus carnes", al mismísimo espíritu de Simón Bolívar. También podía hacer las poses de buen cristiano, cada vez que se desgañitaba a ensalzar las hazañas de Jesucristo. Y de repente, Chávez también era vidente, por eso adivinaba el futuro a su manera, pero, ¿era prestidigitador?

Mitzy C. de Ledezma

Sanciones, ¿buenas o malas?

Ruidos desde todos los costados han surgido desde que la administración de Donald Trump anunció la profundización de sus sanciones al régimen forajido de Maduro. No faltan los que se alarman asegurando que “esas sanciones afectarán nuestra economía”. ¿De qué economía están hablando? El desplome provocado por las locuras de Chávez-Maduro ha sido descomunal, vamos para una perdida de 60 puntos del PIB. ¿les parece poco?

Mitzy C. de Ledezma

El jefe de las torturas

El juicio a Maduro y sus secuaces es imparable. Ese proceso va "contra viento y marea". La Fiscal de La Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, ya dio señales de que nada podrá detener esa a tromba que arrastra montones de pruebas que justifican un desenlace que servirá para hacerle justicia a las víctimas de crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Mitzy C. de Ledezma

Cierra escuelas y serás tirano

"La educación es su derecho, saber leer y escribir le hará crecer en todos los sentidos, usted puede que no posea bienes de fortuna, pero tiene una inteligencia innata que debe desarrollar". Así eran los diálogos de Adelaida Ayala de Capriles con una humilde trabajadora que ayudaba en la rutina doméstica de nuestra casa. Buscaba conversación con la empleada y si se percataba que no sabia leer y escribir, desde ese mismo instante se proponía, de una manera persistente, que aprendiera.

Mitzy C. de Ledezma

Las taras de la xenófobia

Si algo no quisiéramos hacer los venezolanos, es sacarle en cara a ningún ciudadano de cualquier parte del mundo que por necesidades de sobrevivencia, se vio forzado a emigrar a nuestra patria. Simplemente porque en Venezuela no pasamos esas “facturas”.

Mitzy C. de Ledezma

¡Tampoco hay maíz!

En la sobre mesa familiar, más de una vez escuché decir a mi padre, Cesar Capriles Ayala, que “podía faltar todo en Venezuela, menos la arepa”. Mi padre era muy nacionalista, apegado a las costumbres que más identifican o distinguen al venezolano, por eso se esmeraba en destacar las cosas buenas que teníamos como personas, como ciudadanos, más allá del reconocimiento abrumador de ser un país petrolero. Nos relataba sus aprendizajes en su natal San Esteban, estado Carabobo y su experiencia acumulada después de desempeñar su primer trabajo en Puerto Cabello, calzando apenas los 13 años de edad.

Mitzy C. de Ledezma

!Auxilio, auxilio, auxilio!

Rufo Antonio Chacón “ya no quiere vivir”, así lo reveló su madre Adriana Parada. Rufo es el muchacho de 16 años al que la narcotiranía dejó ciego. Los matones de Maduro siguieron al pie de la letra las órdenes implícitas en las arengas de Chávez cuándo gritaba muy ufano “échenle gas del bueno a los estudiantes” y ahora las de Maduro, exaltando a sus huestes armadas para que salgan a defender la ¨”revolución” con lo que sea.

Mitzy C. de Ledezma

Los derechos humanos en Venezuela

Eleanor Roosevelt, pionera del comité que dio origen a la declaración de Los derechos Humanos, siempre destacaba que “la declaración otorga derechos para toda la Humanidad”. Las secuelas de la Segunda Guerra Mundial y la matanza de los nazis, fueron razones de peso más que suficientes para que las naciones que salieron triunfantes se entendieran para establecer instancias que se abocaran a prevenir acontecimientos tan deplorables como esos. Por tales motivos surge la idea de crear Las Naciones Unidas y La Paz.

Mitzy C. de Ledezma

Educación destruida

Cuando se habla de la magnitud de la diáspora venezolana resaltan las cifras que dan cuenta de los millones de seres humanos que peregrinan por todos los confines del mundo. Se hacen referencias a los bien valorados profesionales, como expertos petroleros, médicos con especializaciones, catedráticos de las mejores universidades del país o simplemente mano de obra calificada. Resalta la hoja de vida de gente con algún nivel de educación formal que lo hace competitivo en cualquier mercado de trabajo, por más exigencias curriculares que se hagan.

Mitzy C. de Ledezma

¿Unidad o estrategia?

Después de 20 años de continuos sufrimientos nadie le puede regatear a la ciudadana venezolana su coraje y persistencia para enfrentar en las diferentes etapas, a esta tiranía que pretende enquistarse para siempre en nuestro país.

Mitzy C. de Ledezma

No es un gobierno, es una mafia

Basta con leer el último informe emitido por los voceros del Foro Penal Venezolano, para entender porque en Venezuela no opera un gobierno convencional, sino una feroz mafia que controla los poderes públicos y sus capos funcionan con base a los códigos de los grupos delincuenciales en cualquier parte del mundo.

Mitzy C. de Ledezma

Trasplantes no, metralletas sí…

La máquina asesina sigue rugiendo. Tiene 20 años prendida, con esos motores a toda velocidad. Con forma de carroza fúnebre se desplaza por los 912 mil kilómetros. El país es su pista, o, dicho de otra manera: Venezuela es su cementerio. Los últimos decesos ocurridos en el hospital J.M De Los Ríos, son una muestra irrefutable de que matar es su consigna. No importa de quien se trate, como en esta historia, son simplemente niños con derecho a vivir soñando, con alegrías, con esperanzas de prolongar su existencia. Pero no, la sentencia de Maduro y su pandilla es proseguir cortándole las alas a esos angelitos.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com