end header begin content

Opinión

Columnistas

Plan País Infraestructura (VII)

En el ámbito de la vivienda se hace énfasis en el reparto de subsidios; se mencionan los barrios y se habla de un par de leyes; sin embargo, no hay ni una mención al aspecto crítico de la generación de suelo urbanizado, elemento sin el cual no se pueden construir viviendas. También se omite el tema crucial del arrendamiento de viviendas, clave para crear hogares, incentivar la construcción y generar empleo. No se aborda el tema del financiamiento inmobiliario alternativo y la vivienda masiva se toca tangencialmente.

Plan País Infraestructura (V)

Hay un dilema cuando se plantea a la ciudad como el centro del desarrollo de un país, ya que esto se asocia a las grandes urbes. Políticamente esta percepción requiere un manejo cuidadoso. Aunque es cierto que las mega ciudades crean mucha riqueza, también es verdad que las ciudades intermedias aportan en este sentido.

Plan País Infraestructura (IV)

En un escrito para la Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat, de julio de 2012, el arquitecto Marco Negrón terminaba preguntándose “¿por qué las personas creativas tienden a concentrarse en ciertos lugares? En un mundo donde la gente goza de una alta movilidad, ¿por qué ellas prefieren algunas ciudades sobre otras y por cuáles razones?”

Plan País Infraestructura (III)

¿Qué implica Ciudad-Territorio? Es la pregunta a la que no se le dio respuesta en la presentación de Plan País Infraestructura, de agosto pasado. A nuestro modo de ver Ciudad –Territorio es el espacio en que se tejen las relaciones entre una ciudad y su entorno urbano y rural. Constituiría su zona de influencia inmediata y efectiva. Esta definición configura un ámbito espacial y acota un contorno geográfico, lo que permite diagnosticar la problemática de la ciudad, proponer soluciones consensuadas y planificar el desarrollo y crecimiento de la urbe, así como de su entorno, hasta evolucionar hacia una mega región competitiva, habitable y sostenible.

Plan País Infraestructura II

Por un problema de enfoque erróneo, las propuestas de Plan País - Infraestructura se ubicaron en el mediano plazo, en el período que corresponde al escenario de aplicación de las Políticas Públicas, una vez estabilizados los sectores mediante los programas que se adelantarían en la Transición. Con lo cual se obvió el escenario de reconstrucción en el corto plazo que implica el período estratégico de la Transición. Por lo que no se consideró que antes de andar hay que gatear.

Plan País – Infraestructura

Plan País – Infraestructura, cuya presentación se llevó a cabo en los espacios de la Unimet el 27 de agosto pasado, fue un esfuerzo notable hecho por un grupo de alto nivel. Tuvo una puesta en escena muy bien cuidada y protocolar. Además contribuyó a poner sobre la mesa unas propuestas estructuradas sobre el tema, lo cual le dice al ciudadano que en una nueva gobernabilidad tenemos claro el camino a seguir. En este sentido es muy destacable el trabajo y el aporte hecho.

Plan País, reforma del Estado

La reforma del Poder Público Nacional, propiamente del gobierno central, es una prioridad insoslayable de abordar en estos momentos, por lo que significa para la administración pública del país; sin embargo, esta renovación en los poderes públicos estadal y municipal, también es una cuestión de acometer con premura, de manera que en la nueva gobernabilidad que se avizora indetenible podamos contar con una estructura organizativa gubernamental que nos permita reconstruir las instituciones, infraestructuras, procesos, equipos humanos y valores.

Plan País Chile, ejemplos a imitar, iniciativas a eludir

Chile, con su alto y sostenido crecimiento económico al igual que con su elevado grado de desarrollo humano, es un modelo a seguir. Por ejemplo, su política de subsidio directo a la demanda de viviendas es una excelente propuesta que hay que replicar en nuestro país para favorecer a los más pobres, al igual que su política de ahorro de los ingresos por venta de cobre en la época de vacas gordas y de gasto público en tiempos de baja de los precios. Podríamos agregar numerosos otros casos del país austral que debemos estudiar y aplicar en el país, con sus debidas adaptaciones a nuestro medio.

Transición e invasiones

Al problema de las invasiones en Venezuela hay que ponerle coto en la nueva gobernabilidad y reducirlo a cero, si aspiramos en el largo plazo convertirnos en un país desarrollado; porque los sueños del futuro se alcanzan con acciones concretas en el corto plazo.

Plan País y las leyes que se requieren

El 30 de mayo se cierra el ciclo administrativo de Plan País, o lo que es lo mismo, se deben entregar los documentos que el núcleo de técnicos o especialistas de alto nivel, hayan preparado para afrontar la Transición. Se abrirá entonces un proceso de divulgación, análisis, discusión y consensos a lo largo de toda la Nación, para lograr acuerdos acerca de cómo vamos a abordar de manera efectiva la nueva gobernabilidad. Sin embargo, esta nueva etapa pudiera ser muy bien aprovechada si a estos mismos grupos técnicos se les encomienda la responsabilidad de preparar borradores de leyes en cada uno de sus respectivos sectores. Me consta que muchos de ellos ya han estado involucrados en esto porque tienen claro que para poder gobernar hace falta una base jurídica que acompañe este esfuerzo de reconstrucción e institucionalización. Ahora bien, como quiera que este tema es crucial, vale la pena aclarar, porque algunos equipos técnicos están pensando rescatar, sin más, leyes que se elaboraron al final del gobierno de Caldera, que se sancionaron en el chavismo, pero que éste no aplicó o desvirtuó, que 20 años es mucho tiempo en la vida de una ley, sobre todo considerando el vertiginoso cambio tecnológico, el cambio climático y la nueva forma de relacionarse el Estado con el ciudadano.

Plan País y participación

Con buen tino el gobierno de Guaidó tomó la decisión de buscar un equilibrio entre lo político y lo técnico en cuanto significa diseñar y proponer el contenido del Plan País. Como he sostenido este plan realmente es un programa de acciones específicas para la transición, que busca fundamentalmente, en cada sector de la gobernabilidad pública, reconstruir la infraestructura vandalizada por la incompetencia y la mala voluntad del régimen, pero también reconstituir los equipos humanos, los procesos, la meritocracia, etc. Inicialmente Plan País fue impulsado desde la Asamblea Nacional por un grupo de diputados que se propusieron presentar a la nación una propuesta para sacar a Venezuela del estado de postración y ruina en que se encuentra. En este sentido se adelantó bastante y se comunicó efectivamente a la sociedad los fundamentos de tal plan.

Presidencia de Transición – Corrupción

El país que emerja luego de la inminente debacle el régimen chavista será uno que por encima de cualquier cosa procurará orden y progreso.

Presidencia de Transición – Residuos Sólidos II

Promover en todas las ciudades y pueblos del país un proceso de limpieza urbana profunda, consistente en: realizar un barrido integral de calles, aceras y espacios públicos; lavar con agua algunas zonas críticas; limpieza de cunetas y bocas de los drenajes pluviales; limpieza de postes; instalación y mantenimiento de papeleras; control de propaganda ilegal (afiches). El servicio de barrido debe ser prestado durante los 7 días de la semana, con presencia constante de los trabajadores. Incrementar la supervisión y el control de rutas. De lo que trata es de eliminar de la ciudad el olor a basura que se percibe al transitar por ciertas zonas. Por otra parte, lograr que la sociedad tenga una actitud de prevención; es decir que se reduzca sustancialmente la cantidad de desechos que se generan, a través de la educación y el fomento de la conciencia ambiental, es una necesidad a plantearse durante la Transición. Esto se logra mediante las siguientes acciones: conseguir que la basura se clasifique en el origen, promover el reciclaje, estimular el reúso y propender al retorno.

Presidencia de Transición – Residuos sólidos

En la próxima gobernabilidad de Transición, el tema de los Residuos Sólidos, reviste gran importancia, no solamente por la limpieza, el orden y el buen aspecto que ello produce, sino porque es además un asunto de sanidad y salud pública. En nuestras ciudades, cada ciudadano genera un promedio estimado actualmente de 600 gramos de residuos y desechos diariamente y su prevención, control, manejo, recolección y disposición final adecuada, representa un complicado proceso que requiere respuestas complejas, con conocimiento técnico y basamento científico. La naturaleza también genera desechos: hojas, ramas, semillas, deposición de animales, polvo, tierra, restos arrastrados por aguas de lluvias, etc.

Presidencia de transición – Ambiente (III)

Otra de las prioridades de una Presidencia de Transición, en el tema ambiental, sería la recuperación de la Reserva Forestal de Caparo en el estado Barinas. Ubicada entre los Municipios Zamora y Andrés Eloy Blanco, cerca de Colombia, tiene una extensión de 180.000 Ha, de las cuales 98% se encuentran ilegalmente ocupadas.

Presidencia de transición – Ambiente (II)

Siendo la materia ambiental tan extremadamente importante y como dijimos trasversal a todos los sectores, es necesario continuar con su análisis, puesto que un solo artículo no fue suficiente para abordar toda su temática.

Presidencia de transición – Ambiente

La problemática del Ambiente y el Cambio Climático en la Transición, guarda la misma o mayor importancia que el tema de los servicios públicos básicos de agua, electricidad, gas, transporte, residuos sólidos, etc. Por otra parte el ambiente, como también lo es la educación, es un aspecto trasversal a todas las políticas públicas y esto es clave que se entienda en la nueva gobernabilidad, tal como está previsto en los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU.

Presidencia de transición – agua

En esta oportunidad detallaremos el “Programa de Acciones Específicas” que corresponde realizar en el período de Transición, para la reconstrucción del servicio público de Agua Potable y Saneamiento. Una condición sine quanon para que el rescate de este sector sea muy efectivo, es rediseñar las Regiones Político Administrativas del país (Los Llanos, Los Andes, Guayana, etc.) en función de las cuencas hidrográficas; esto es, que sus límites deben flexibilizarse para que integren los cuerpos de agua existentes en esas comarcas, de manera que cada región tenga control de sus cuencas y pueda preservarlas mejor.

Presidencia de Transición (III)

Para poder opinar con propiedad, me he leído el Plan País y he asistido a cuatro de sus presentaciones: la de su exposición inicial el 19 de diciembre en el Centro Cultural Chacao; la de la presentación formal a cargo del Presidente Juan Guaidó en la UCV –Faces; la que se realizó en Fedecámaras y la que se llevó a cabo el jueves 7 en la Plaza Los Palos Grandes.

Presidencia de Transición (II)

Como hemos dicho la Transición es un período de reconstrucción que debería durar alrededor de dos años, aunque para otros se extendería a 36 meses. Cuando decimos dos años, lo hacemos porque es difícil que el país aguante más de ese período sin haber realizado la elección del nuevo Presidente (a) Constitucional. Así a quien le toque liderar la transición debe, no solamente tomar medidas muy duras (abatir en seco la hiperinflación, reducir el tamaño del gobierno, reconstruir la infraestructura y redes de los servicios públicos, darle viabilidad financiera a estos servicios, reducir la delincuencia, combatir la corrupción, etc.), sino que debe hacerlo en un tiempo perentorio, lo que demandará claridad de rumbo, programación adecuada, alto sacrificio, dedicación exclusiva y jornadas agotadoras de trabajo, para poder entregar un país reconstituido y saneado sobre el cual el nuevo gobierno pueda acometer sus planes de desarrollo. Así la Transición es también una etapa de estabilización. Sin embargo, si ocurren elecciones inmediatamente después de caída la dictadura, corresponderá al Presidente (a) Constitucional, liderar la Transición.

Presidencia de transición

En este momento nos encontramos en las horas postreras de este régimen oprobioso y tenemos la gran expectativa que caiga de un momento a otro. Dios así lo quiera. Inteligentemente el Presidente Encargado Juan Guaidó está articulando una estrategia muy creativa destinada a dar por terminada la macabra era del chavismo. A medida que este período de la encargaduría transcurre, caracterizado por el refinamiento de la táctica política y en tanto que Guaidó no se siente en Miraflores, no pasará a ser el Presidente de la Transición, algo que toda Venezuela anhela con ansia.

Plan País (III)

Como hemos dicho el Plan País no es un verdadero plan, sino un acuerdo nacional para la transición; sin embargo, aunque eso es lo inmediato y conveniente, también hay que consensuar un convenio nacional basado en los temas cruciales que han agobiado al país desde muchas décadas atrás: superación de la pobreza, populismo, rentismo petrolero, presidencialismo, separación efectiva de poderes, centralismo y lucha contra la corrupción.

Plan País

Este 19 de diciembre la Plataforma del Frente Amplio en la que hacen vida la mayoría de los partidos políticos y diversas organizaciones de la sociedad civil, presentó a la Nación su propuesta del llamado Plan País. Hubo una gran concurrencia, sobre todo por la fecha, y las exposiciones fueron muy bien recibidas por los asistentes. Tal como lo dijo Blyde al principio del acto, se trataba de demostrar que la oposición si tiene propuestas que presentar al país.

El ciudadano y los Planes Especiales (II)

Hemos analizado el comportamiento de los grupos formales que se activan dentro de la ciudad en función del desarrollo urbano; ya pasamos revista a los vecinos organizados, a los promotores inmobiliarios y constructores, así como al Gobierno Nacional. Corresponde ahora, comentar la acción de los municipios –alcaldes, ingeniería municipal, oficina de planificación urbana y concejales-. El actor municipal, en todas sus instancias, juega un rol primordial en el desarrollo urbano. De hecho es quien tiene la autoridad legal para dirigir la ciudad y modelar su contorno. El instrumento fundamental con que cuentan los alcaldes para llevar su ciudad desde la situación actual hasta un nivel de desarrollo superior, es el Plan Estratégico de Ciudad. Esta herramienta de planificación, si es abordada por el municipio como un acuerdo social incluyente, que involucre y logre la participación activa y sostenida de todos los actores de la ciudad: partidos políticos, empresarios, trabajadores organizados, organismos del Estado, universidades cámaras, colegios profesionales, vecinos organizados, ONG, grupos culturales, deportivos, benéficos, etc., va a proporcionar enormes frutos y hará posible que la ciudad se transforme en eso que sus residentes sueñan.

El ciudadano frente a los Planes Especiales

En los grupos organizados que se activan dentro de la ciudad en función del desarrollo urbano se encuentran los vecinos agrupados en asociaciones, los promotores inmobiliarios así como los constructores, el gobierno nacional y regional, los municipios –alcaldes, ingeniería municipal, oficina de planificación urbana y concejales-, los planificadores urbanos independientes, las instituciones (academias, cámaras, colegios profesionales, universidades, ONG, etc.), los partidos políticos y las organizaciones de planificación urbanística. Entre este entramado se encuentra el ciudadano expuesto a estas fuerzas que se mueven por valores e intereses que condicionan la ciudad. Identificar los actores fundamentales del desarrollo urbano es clave para entender las complejas corrientes que circulan tanto en la superficie como soterradamente, incidiendo y modificando el perfil de las ciudades y delineando el entorno urbano.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com