end header begin content

Opinión

Columnistas
Marta de la Vega

Contra el populismo: Vigencia política de David Hume

Este pensador escocés del siglo XVIII da claves para el fortalecimiento de las democracias, hoy tan amenazadas y frágiles en América Latina, las que subsisten, como Chile o Ecuador y las pisoteadas sin pudor, como en Cuba, Nicaragua, Venezuela y recientemente Bolivia. En sus Ensayos políticos, afirma, como Aristóteles, que el ser humano nace en sociedad y es por naturaleza un ser social. Por utilidad e interés público, es indispensable construir gobierno, leyes e instituciones como producto de convenios humanos para asegurar pacíficamente la convivencia equilibrada de unos y otros e impedir la arbitrariedad en el ejercicio del poder o el abuso de fuertes contra débiles.

Marta de la Vega

¿Hasta cuándo entre el horror y la miseria impunes?

El usurpador Maduro mantiene el dominio sobre Venezuela, en lo interno, con el apoyo de unas fuerzas armadas desnaturalizadas y pervertidas, institución que no está al servicio de la nación sino de la parcialidad política que significa el proyecto chavista, al contrario de lo establecido en el artículo 328 de la Constitución vigente. Son una camarilla privilegiada de militares, junto con civiles asimilados al corrupto propósito de aferrarse sin escrúpulos al poder y a cualquier precio. En lo externo, cuentan con la alianza, ya sea de gobiernos pusilánimes o pseudosocialistas, como Uruguay o México o Bolivia, ya sea de regímenes que son de muy poco fiar, cuyas políticas en el contexto geopolítico global son francamente contrarias al respeto de los derechos humanos y a los principios y valores característicos de una democracia constitucional, deliberativa y participativa.

Marta de la Vega

El crimen organizado transnacional en expansión

El manifiesto del 29 de agosto de 2019 - difundido para anunciar que comenzaba una segunda “Marquetalia” y un grupo de antiguos guerrilleros empuñaba otra vez las armas - que leyó Luciano Marín, alias Iván Márquez, rodeado de 8 jefes de las guerrillas narcoterroristas de las Farc como “El Paisa”, “Romaña”, “Jesús Santrich” y otros desertores de la civilidad, al parecer desde algún territorio venezolano, es un desafío al proceso de paz y a la seguridad nacional en Colombia.

Marta de la Vega

Terrorismo y brujería, peligrosa alianza

No son nuevas las noticias denunciadas en junio de 2019 por el Secretario General de la OEA Luis Almagro de la presencia de núcleos de terrorismo de Irán y Hezbollá asentados en territorio venezolano en alianza con Nicolás Maduro.

Marta de la Vega

Delincuencia transnacional organizada y tiranía

No es nueva la noticia denunciada en junio de 2019 por el Secretario General de la OEA Luis Almagro de la presencia de núcleos de terrorismo de Irán y Hezbollá asentados en territorio venezolano, en alianza con Nicolás Maduro. Las células islámicas terroristas se hallan sobre todo en la isla Margarita.

Marta de la Vega

La transición negociada es posible

Si no fuera tan compleja la situación geopolítica en la que se halla Venezuela, tironeada entre los intereses de los gobiernos de Rusia, Turquía, Irán y China, dominados el gobierno y las instituciones claves del país por el régimen cubano y sus más de 23.000 “misionarios”, apoyados Nicolás Maduro y su camarilla militar civil por otros regímenes execrables, como Siria y Corea del Norte, el dictador de Nicaragua o el demagogo de Bolivia, no entenderíamos cómo es posible que un gobierno antes ilegítimo y hoy, además, usurpador, se mantenga impasible, aparentemente muy bien atornillado. Como si todo estuviera “normal”.

Marta de la Vega

“En Venezuela reina un gobierno de ladrones”

Esta declaración del 10 de abril de 2019 del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos ratifica lo que con miedo e indignación presenciamos a diario en el país. Un denominador común desde hace poco más de 20 años de quienes acceden a la toma de decisiones y a la cúpula del poder en la devastada Venezuela hoy, es la falta descarada de escrúpulos para disponer del erario público, que ha permeado a todos los niveles de la administración y a todos los sectores sociales. Sus principales artífices, Chávez y su sucesor nombrado a dedo, Maduro, con todo el séquito de corruptos y ladrones de su entorno, por cuatro lustros, condujeron al desastre humanitario complejo que organismos internacionales de la mayor credibilidad y gobiernos democráticos del mundo denuncian en estos días.

Marta de la Vega

Oscuridad, ¿hasta cuándo?

El colapso del sistema eléctrico interconectado, anunciado hace más de 10 años por expertos y estudiosos en el área, con precisos datos técnicos y cuantitativos, provocado desde el jueves 7 de marzo de 2019 por la más elemental falta de mantenimiento de “pica y poda” de los corredores del tendido eléctrico en plena época de sequía, cuyas torres aparecen envueltas en maleza, se convierte, una vez más, en el pretexto del usurpador Maduro y sus secuaces para responsabilizar al “enemigo externo” y victimizarse. Es un típico recurso populista y demagógico para no asumir las consecuencias de sus políticas públicas erradas y de la corrupción, que todos conocemos.

Marta de la Vega

Colapso del Estado y reconstrucción

(artículo escrito antes del apagón nacional del 7 y 8 de marzo) En Venezuela, el deterioro de la situación social por el abandono de las funciones del Estado y la obligación que tiene el gobierno en ejercicio para llevarlas a cabo, ha alcanzado magnitudes nunca antes vistas. Bajo el régimen chavista, agudizado con Maduro, hoy tirano y usurpador, el colapso en los servicios de agua, electricidad, gas y saneamiento, infraestructura, educación, alimentación y salud, ha llegado a convertirse en causa de muerte de la población, en deserción del 50% de los escolarizados en 2018 con respecto a 2015, en incremento de la malnutrición a más de 1,3 millones de personas en 2017, sin contar la desnutrición aguda que ha causado un excedente de muertes infantiles de más de 5.000 en 2016 a más de 20.000 calculadas para 2019.

Marta de la Vega

Geopolítica y urgencia humanitaria

Un historiador avezado y de gran agudeza, Héctor Acosta, pregunta entre amigos cuál fue el país que por primera vez prestó ayuda humanitaria a Venezuela. La respuesta parece obvia: Cuba. Por aquello de su “voluntariado” internacional. Por sus supuestos centros hospitalarios “de excelencia” a donde han llegado figuras conspicuas del régimen chavista, ninguna de las cuales ha vuelto viva de la isla caribeña.

Marta de la Vega

¡Abajo cadenas!

La comprensión de la realidad política venezolana y sus secuelas trágicas que todos conocemos, además de la adecuada interpretación del mandato que en forma imperativa e inmediata otorga al Presidente de la Asamblea Nacional las potestades como presidente encargado de la república según el artículo 233 de la Constitución vigente, han hecho posible el respaldo mayoritario de los países democráticos del mundo al joven diputado Juan Guaidó.

Marta de la Vega

Contra la barbarie, reserva moral e intelectual

Los hechos de barbarie y robo al equipo de la líder demócrata María Corina Machado, ocurridos en Upata con brutal violencia, ratifican que el horror se ha convertido en política de Estado. Los personeros del régimen construyen su poder desde el resentimiento y la venganza social. Se aprovechan de la inmediatez e ignorancia ética y cultural de mayorías que han crecido con la mentalidad de que el mejor líder es un guapetón de barrio malandro y corrompido.

Marta de la Vega

El horror como política de Estado

Los regímenes de vocación totalitaria como el de la Venezuela actual pretenden someter por el miedo a la población y paralizar posibles acciones de insumisión. Violan los derechos individuales, civiles, políticos e inalienables de sus ciudadanos.

Marta de la Vega

Para no ahondar el colapso

Ninguna de las medidas económicas del régimen presidido por Nicolás Maduro, aunque ilegítimo y usurpador que sigue desgobernando Venezuela, ha logrado revertir el colapso cada vez peor y trágico que nos agobia. Los mejores análisis de nuestros economistas más destacados, incluidas las declaraciones de la directiva de la Academia Nacional de Ciencias Económicas y las de otros expertos igualmente sobresalientes desde diversas perspectivas de la actividad productiva, no se han limitado a describir la terrible calamidad a la que han conducido improvisaciones, políticas erradas, incoherentes y fragmentadas, basadas en una rígida y obsoleta concepción ideológica cuyas opciones económicas son inviables, como ha quedado demostrado por los hechos, sino a proponer soluciones para superar la crisis.

Marta de la Vega

Víctor Jara y la justicia que no prescribe

Hoy, en 2018, brilla la justicia después del crimen cometido hace 45 años, el 16 de septiembre de 1973, en el primer campo de concentración de la dictadura militar de Pinochet que fue el Estadio Chile, de Santiago, contra el gran cantante, valiosa figura de la cultura popular, profesor universitario y guitarrista, Víctor Jara.

Marta de la Vega

Horror y transición

Una característica clave de la democracia es el pluralismo político que implica diversidad de criterios u opiniones. El consenso es otra herramienta decisiva. Es una irresponsabilidad histórica de la dirigencia de las fuerzas democráticas no ponerse de acuerdo para construir juntos una estrategia ganadora, tanto en el plano económico como en los ámbitos político, social, cultural y educativo, que supere el horror que sufre Venezuela. También es irresponsable de la sociedad civil pretender construir una opción válida de poder sin los partidos políticos. La experiencia funesta de los “outsiders” o recién llegados a la política con ínfulas mesiánicas o caudillistas, vivida en Venezuela por 20 años, ha mostrado que cambio no institucional es callejón sin salida.

Marta de la Vega

Para afianzar el esperado cambio

El resultado de la farsa electoral confirma la pretensión totalitaria de Maduro con su camarilla militar civil que pareciera arrojarnos a un callejón sin salida. Por estar al margen de la Constitución, según sus artículos 25 y 137, la supuesta elección presidencial es jurídicamente inexistente.

Marta de la Vega

La religión el opio del pueblo

Esta afirmación no es de Karl Marx sino de Bruno Bauer, uno de los llamados hegelianos de izquierda, profesor en Berlín de Marx adolescente en 1836 y después, del joven Nietzsche. Bauer acuñó esta expresión para describir metafóricamente la religión como una forma de alienación que narcotizaba, como el opio, a los sectores más deprimidos de la población, para paliar las deficiencias de la vida real, adormecer la razón y proyectar sobre el yo poderes irracionales y trascendentes, aunque a la vez servía para afianzar intereses minoritarios, sectarios y materiales de dominación.

Marta de la Vega

Sociedad de ciudadanos: el camino a la unidad

¿Qué es lo que distingue a la horda o turba transgresora y sin límites de una sociedad de ciudadanos? ¿La barbarie de la civilización? ¿Qué es lo que nos hace humanos y no bestias? ¿Qué separa un Estado de derecho de un Estado forajido o fallido? ¿Qué caracteriza la situación de una sociedad realmente justa frente a una sociedad atomizada, anarquizada, sin regla alguna? La civilidad, que consiste en el sentido del honor, en el respeto a las normas, en el reconocimiento del otro como mi semejante, como mi prójimo (próximo), en el respeto a las diferencias entre las personas, en el sentimiento de humanidad, en la recíproca comprensión, en la conciencia de pertenencia al género humano, en el cumplimiento de los compromisos adquiridos.

Marta de la Vega

¿Cuál esperanza?

El análisis certero y sin concesiones de Ricardo Hausmann acerca de la crisis humanitaria de Venezuela, que de catastrófica ha pasado a inimaginable, su llamado a la comunidad internacional para repensar cómo puede ayudar frente a tal colapso, cuyas condiciones constituyen un delito de lesa humanidad al que debe ponerse fin por razones morales y los escenarios vislumbrados para solucionarla, han desatado reacciones virulentas.

Marta de la Vega

El derecho a votar

La red de Observación electoral de la Asamblea de educación (ROAE) publicó un comunicado el 25 de enero pasado que señala que, aunque el voto por sí solo no define el carácter democrático de una sociedad, el derecho del voto “es un elemento fundamental del funcionamiento de las sociedades democráticas. Por su intermedio los ciudadanos transfieren temporalmente su poder a representantes o dirigentes de su preferencia, dirimen sus diferencias políticas, organizan y renuevan las instituciones y defienden sus derechos, de manera civilizada, pacífica y solidaria”. Es, pues, una institución clave para asegurar la participación democrática de los ciudadanos, en elecciones libres, transparentes, secretas, periódicas y universales.

Marta de la Vega

El reto de las fuerzas democráticas: unidad y nuevos actores

Ante la calamidad producida por falta de una estrategia clara y consecuente de la dirigencia política de las fuerzas democráticas, ante la pérdida de una visión unitaria e incluyente, nos quedan dos caminos, después de reconocer que hemos perdido. Una opción es la desesperanza aprendida, por tanto dolor que la alimenta, lo que lleva al desaliento, al fatalismo resignado. No es el camino de los demócratas luchadores sino de los humillados que se someten a la servidumbre y a la pérdida de la dignidad. La otra opción es intensificar la resistencia pacífica y reflexiva, con ojo crítico, revisar los errores y aprender de ellos para no repetirlos.

Marta de la Vega

Afirmar la esperanza

Esperanza, según el Diccionario de la Lengua Española (ed. Larousse 2016), es la confianza de que ocurra lo que se desea o pide, o que aquello a lo que se aspira sea alcanzable para alguien. También significa hacer creer de manera infundada que se puede lograr lo que se pide o pretende. En la primera acepción del término, se trata de la expectativa de un hecho no solo posible sino realizable. En la segunda, es ilusión sin base cierta, populismo demagógico.

Marta de la Vega

Condiciones para una negociación posible (no un diálogo)

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) publicó un comunicado a raíz del encuentro en República Dominicana por invitación de su presidente, Danilo Medina, para iniciar un proceso de negociación a la crisis de Venezuela, que convocó también a representantes del gobierno de Maduro. En su primer párrafo la MUD declara que “no hay un reinicio del diálogo e informa a Venezuela y el mundo cuáles son sus condiciones para una negociación seria".


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com