end header begin content

Opinión

Columnistas

Maracaibo. 40 grados a la sombra

Sin exagerar, desde cualquier punto del universo, donde quiera que estés, cuando escuchas “Sin Rencor” tus ojos se humedecen y sientes en tus venas y en tu alma que perteneces a algo que te define como persona. Hoy, con dolor infinito, nos preguntamos ¿qué pensar de ese pedazo de nuestro territorio donde la economía se ha reducido un 75%, se han perdido 2 mil empleos y 8 mil están seriamente amenazados? Cuál horrible conjura somete a condiciones de vida tenebrosas a esos venezolanos, trabajadores, alegres, religiosos, multicolores que siempre han sido los zulianos.

Gerardo Fernández, un nuevo sistema de gobierno

2 de abril. Acto solemne de la Academia Nacional de Ciencias Políticas y Sociales. El motivo, incorporar como individuo de número al abogado Gerardo Fernández Villegas, quien inicia su discurso con memorias de sus antecesores como preámbulo de su propuesta central “Un nuevo sistema de gobierno para Venezuela”.

Tres mentiras de Maduro

La indignación nos invade al oír a Maduro mentir sin vergüenza sobre la crisis eléctrica. Para empezar, es imprescindible recordar que esta caída del sistema eléctrico había sido anunciada con anticipación por nuestros ingenieros eléctricos como consecuencia del abandono de la generación de electricidad durante los 20 años del chavismo y del notorio descuido del mantenimiento del sistema eléctrico que construyó la democracia.

Vargas puede vencer a Carujo

Si Venezuela logra expulsar el socialismo del siglo XXI del gobierno, sin episodios de guerra abierta, con una oposición desarmada, estará creando un precedente histórico: derrotar al comunismo en el poder, dueño de la riqueza del país, de las Fuerzas Armadas, de los poderes distintos a la Asamblea Nacional y comandado por el régimen cubano.

Manuela Bolivar

Convocan a un encuentro en mi zona a las 4 de la tarde, llego 10 minutos antes y me asombra la escasa concurrencia, de repente como debajo de la tierra veo avanzar una marejada humana desde todos los puntos cardinales, familias, mujeres, hombres, jóvenes, viejos que acuden con una puntualidad inusitada al punto de reunión.

La doble traición de la FAN

Es imposible negar el juicio catastrófico sobre las FAN. Han traicionado a Venezuela o dicho con propiedad, el Alto Mando Militar ha traicionado a Venezuela.

Cubazuela, un plan perfecto

Cuando hundimos la mirada en la penetración imperialista de Cuba en Venezuela podríamos creer que el real opositor de Juan Guaidó en carne y hueso es Ramiro Valdés. Una sombra proyectada de los nefastos hermanos Castro y de la derrotada aventura comunista en Cuba, culpable de la miseria de ese pueblo y del tráfico con vidas humanas. En este breve artículo se tocan aspectos de la valiosa investigación de la intelectual cubana María Werlau sobre la ocupación de nuestro país por el régimen comunista de Cuba; se expondrán los más dolorosos, nos queda conocer este documento pues es una pieza para la nueva historia de Venezuela.

El baño de sangre de Zapatero y Padrino

El alto mando de las Fuerzas Armadas venezolanas en conjura con los colectivos armados de la violencia y el apoyo de los militares del castrismo cubano constituyen hoy una gran barrera para reinstalar la democracia en Venezuela.

Díaz-Canel y el 23 de enero

El mejor aliciente para el 23 de enero lo proporcionan, sin quererlo, las amargas reseñas de la entrevistas de Díaz-Canel, apenas iniciado su gobierno con distintos representantes de la economía cubana.

¿Dónde están los reales?

En estos días de grandes apuros económicos, de nuevo nos asalta la pregunta que hace algunos años sirvió para atacar a los gobiernos democráticos, nuestra muy lacerante frase: ¿dónde están los reales?

Para creer en el liderazgo

Amanece el 15 de diciembre sin El Nacional, un claro símbolo de la tragedia que vivimos. Inevitable preguntarnos: ¿cuál es la gran tarea del liderazgo que puede fortalecer la unidad, renacer la fe? Poder encontrar de nuevo en cada esquina de nuestros barrios el kiosco con El Nacional, El Carabobeño, El Impulso y todos los demás.

Ay, cómo nos duele España

Miro y remiro las fotos de Pedro Sánchez en Cuba en total fraternidad con Díaz Canel y me embarga la tristeza ante lo que significa, para esta parte del mundo Caribe, la lenidad frente a la tiranía y el embobamiento ante un gobierno aferrado a las peores fórmulas de dominio de las naciones. Luego, el contraste: el rey Felipe en su suntuosa recepción al presidente chino, como socio de negocios. ¿Será que habrá que gritar de nuevo: “Viva el rey y muera el mal gobierno”?

La falsa polarización

Según la Real Academia de la lengua, polarizar significa orientar en dos direcciones contrapuestas. La polarización en Venezuela significaría ni más ni menos que la coexistencia de dos segmentos irreconciliables. Uno, apoyaría la imposición de un modelo socialista con todos sus registros: estatización, partido único, control económico, concentración total del poder, ausencia de imperio de la ley. Todo envuelto en un discurso seductor de solidaridad con la pobreza, justicia social, endogenismo, igualdad y poder popular. Entendido este último concepto, según sus creyentes, como una ética de lo colectivo en la dirección y ejecución transformada en praxis. En otras palabras, un poder colectivo que rechaza y destruye todo lo que se opone. Es lo que transpiran los “socialismos reales” los únicos que han existido para desgracia de la humanidad y de las sociedades sometidas a episodios de genocidios, hambrunas, imposición de valores contra la persona humana y su libertad.

La pregunta de Wilmar Castro

Creo que es una escena para la historia aquella en la que Wilmar Castro Soteldo, ministro de Maduro, inquisitivamente pregunta al economista chino, traído por el régimen a Venezuela para asesorar su “Plan de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad”, en cuanto al método que emplean en su país para alcanzar sus llamativos niveles de productividad y eficiencia. Específicamente, Wilmar requiere precisiones sobre los mecanismos de control que el Gobierno chino ha aplicado a su sector productivo para garantizar un sostenido nivel de crecimiento económico.

Las transgresiones éticas de Schémel y Rodríguez

Agolpados en torno a una mesa, un petit comité de observadores del comportamiento humano oímos, en distintos tiempos, los discursos de Schémel y Rodríguez, dos profesionales paridos por nuestras universidades. La idea era ahondar, entender cómo dos seres humanos intentan voltear una realidad que nos está golpeando día a día, minuto a minuto, sabiendo, y esto es lo más grave, el impacto que pueden provocar en las mentes y en el equilibrio de las personas.

Cierran 400 escuelas

Establecer en Bs S.1.800 el salario mínimo sin consulta con trabajadores y empleadores, tal y como establece la ley, no es una imprudencia sino la provocación del desastre en las empresas; sobre todo, en las pequeñas empresas, colegios, universidades y comercio al detal, que es el mayor empleador, enfrentados ahora con la disyuntiva de reducir drásticamente sus nóminas o bajar las Santamarías, quedando en el aire los contratos colectivos, que según Padrino se vuelven “inviables”.

El saqueo agroalimentario

El estupor invade cuando se analiza la suerte de nuestros productores de alimentos, agricultores, ganaderos y pescadores, en los últimos 20 años, una etapa que calificamos de saqueo agroalimentario. Se trata de la suerte de más de tres millones de personas que tratan de permanecer en el campo antes de emprender la búsqueda desesperada de un rancho en cualquier barrio marginal de las ciudades.

Requesens y la última de las libertades humanas

Sin pecar de ingenuidad creo que el régimen que aún gobierna Venezuela ha sufrido dos de sus más grandes golpes. El primero, la estampida de los militares, el abandono de la obligación de proteger a su presidente ante la amenaza no materializada de una explosión; y el segundo, la confesión de Juan Requesens en claro estado de pérdida de conciencia, actuando bajo el efecto de las drogas, es decir sin ser doblegado, sin que renegara racionalmente de su compromiso moral con el país. Si a él debieron darle alguna sustancia para que “confesara” es sencillamente porque no pudieron obligarlo a declarar desde la integridad de su ser.

La asimetría del poder

En un trabajo reciente de los economistas Ricardo Hausmann, Douglas Barrios y Miguel Ángel Santos denuncian que hemos perdido cerca de 50% del producto interno bruto en cinco años. “Esta caída se encuentra entre las catástrofes económicas más grandes de los últimos sesenta años, por encima de Zimbabue entre 2002 y 2008, y comparable solo con la de países que fueron soviéticos luego de la transición del comunismo. O a la de conflictos bélicos como los de Irak, Liberia, Libia y Sudán del Sur en las últimas tres décadas”.

El premio al país más miserable del mundo

Curiosamente el premio a los países más miserables es tan competido como el Mundial de Fútbol. En la edición de The Economist “The World in 2018”, dedicada a este álgido tema, invitan a los lectores a “olvidar la felicidad” y mirar con objetividad cada uno de los nominados a este terrible galardón.

El fin de la dictadura perfecta

(La primera versión de este artículo se publicó en mayo del 2014. Hoy continuamos buscando definir una unidad que nos permita derrotar la dictadura y los mexicanos enfrentan el peligro de López Obrador en el poder)

Para reconstruir Venezuela

No hay duda: tenemos que salir del infierno chavista-madurista que azota a la familia venezolana con una crueldad insoportable y, al mismo tiempo, esforzarnos en comprender un país que necesita ser descifrado para poder avanzar.

Memorias del Comunismo, de Federico Jiménez Losantos

Federico Jiménez Losantos ha publicado Memorias del Comunismo, un éxito en España. 40 horas antes de salir a la venta ya estaban dos ediciones agotadas. El autor confiesa que trabajó durante 20 años para integrar textos que no eran anécdotas sobre los crímenes de Lenin o Stalin. Ha sido buscar la explicación al imbatible retorno de un sistema atroz, culpable de más de 100 millones de muertes, hambrunas, gulags y destierros. Al final las piezas encajaron, la clave se impuso: el comunismo es una ideología contra la propiedad. Un sistema que domina la vida, los bienes y la libertad de las personas edificado sobre el terror. Oponerse cuesta la vida. La propiedad se revela en su dimensión de hecho moral y no solamente económico, perteneciente a la integridad del ser humano.

El defecto de fábrica del modelo Venezuela

Al igual que ponemos a funcionar una lavadora o una computadora, los venezolanos requerimos urgentemente un instructivo simple, sencillo y directo que nos muestre una ruta segura para construir democracia, ley y libertad, o mejor, para alimentarnos el alma.

El país que vamos a construir

Leo a Roberto Casanova, un intelectual joven y pleno de esperanzas que nos lanza la atractiva idea de avanzar hacia la creación de una alternativa política de centro, no extremista. Para ello convoca nuestra rebeldía constructiva intacta, para emprender la buena tarea. Creo con él en un mundo que mejora y que nosotros indefectiblemente mejoraremos.


Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com