end header begin content

opinión

La UCV contra el hambre

25 octubre, 2019

Desde el corazón de nuestra alma mater, herida por las garras de la dictadura, sin presupuesto, con docentes en virtual estado de miseria, surgen luminosas ideas llenas de deseos de recomponer lo destruido y sobre todo aportar con base en el conocimiento nuevas defensas contra el sufrimiento que azota las familias venezolanas. Está demostrado que con el gobierno de Maduro cerca de 10 millones de personas han entrado en la pobreza y más de 4 millones han emigrado por hambre.

No podemos olvidar que uno de los peores y más costosos crímenes incurridos durante estos últimos 18 años ha sido el afán de destrucción de nuestras universidades públicas y privadas, acometido por el régimen chavista, integrado por individuos ajenos a las universidades y por militares que suponen como el general José Millán Astray, en debate con Miguel de Unamuno, que bastaba invocar “Muera la inteligencia. Viva la muerte” para labrar el camino al poder. Invocación respondida por Unamuno con palabras que hoy son parte de la cultura universal “Venceréis pero no convenceréis”. Sentencia que en Venezuela las hemos revivido en el fragor de la lucha sin cuartel del chavismo-madurismo contra la inteligencia, el conocimiento, la vida y al final contra nuestras universidades.

Sin descorazonarse por las arremetidas de odio del régimen hacia la universidad, imbuidos de fe en la docencia y la investigación, los profesores de la Facultad de Agronomía levantan la mirada y valoran su experiencia para crear soluciones. Su motivación es contribuir a aliviar la crueldad de los plazos que tomará recuperar el país una vez ocurrido los cambios políticos necesarios. Con este afán han diseñado dos extraordinarios proyectos contra el hambre que asola el país, fenómeno que están convencidos crecerá de una manera inclemente en periodos inmediatos.

Han concebido proyectos integrales con respeto al equilibrio ecológico, menores costos y plazos más cortos para producir alimentos. Cargados de soluciones educadoras del productor y consumidor, creadoras de nuevos tipos de empleos. Una alternativa real a la importación de alimentos, única manera de un régimen sin imaginación ni conocimientos para responder a la demandas de nuestra población.

Nuestros investigadores ucevistas están convencidos de que las soluciones para rescatar a los venezolanos de la profunda miseria en que están sumidos deben estar preparadas con anticipación.

El primer proyecto se desarrolla en el área de suelos, su título: Restauración y/o adecuación de la superficie de los suelos con biofertilizante de microbiomas exclusivos de rubros agrícolas para la producción de alimentos en forma rápida y con cosechas abundantes para su uso en poblaciones flotantes. Autor el docente de la UCV Dr. Omar Castillo López, biólogo. Su propuesta es «aplicar una tecnología innovadora para mejorar los suelos a ser usados en la producción de hortalizas, legumbres, leguminosas, mediante el uso de microorganismos específicos para cada rubro agrícola (Microbioma), presentado como un biofertilizante de aplicación selectiva para cubrir superficies en áreas a ser usadas en los cultivos y obtener cosechas en tiempos relativamente cortos.

Un segundo proyecto se denomina: Producción hidropónica, organopónica y acuapónica de hortalizas y peces, desarrollado por el Ingeniero Agrónomo Ganimedes Cabrera, investigador de larga experiencia, consciente de la necesidad de contar con una producción agrícola (hortícola) piscícola, rápida, constante, de buena calidad y precios accesibles.

Con ambos proyectos se puede obtener respuestas rápidas y de mayor impacto ambiental positivo, por el menor uso de fertilizantes químicos sumado a los beneficios de obtener el incremento en las cosechas en concordancia con el nicho y ecosistema en particular de cada rubro agrícola, por el simple hecho de poner un poco de atención al suelo y al uso de recursos hídricos. Su realización supone el desarrollo de programas de capacitación que permitirá a muchos venezolanos participar con su esfuerzo en la recuperación del país.

Por estas razones, es un reto científico y tecnológico la realización de estos proyectos, parte de un reservorio de respuestas de nuestras universidades, silenciadas por el régimen, al asumir métodos y procedimientos sencillos, bajo costo y resultados en períodos relativamente cortos, en concordancia con las necesidades de los momentos de crisis.

Los venezolanos podemos confiar en “La casa que vence la sombra”. La UCV y el conjunto de universidades públicas y privadas en todo el territorio, en el Distrito Capital, Andes, Zulia, Carabobo, Centro occidente, Oriente, Llanos, Miranda, Falcón, Yaracuy, Nueva Esparta, Vargas y Guayana, constituyen la mejor plataforma para construir el país de gente responsable, prospera y libre que seremos.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com