end header begin content

opinión

Soluciones para la hambruna

8 septiembre, 2018

Debo advertir que no entiendo el clamor desesperado por la escasez de alimentos, cuando en Venezuela hay comida de sobra deambulando por todas partes. Nuestros compatriotas deberían seguir el ejemplo de los chinos. ¿Por qué pasar hambre con tanto perro y gato rondando por ahí? Además, si usted siente escrúpulos a causa de su amor por los animales, no tiene que matar al perro: es suficiente cortarle una pata trasera; siendo grande el animal suministra alimento por una temporada.

Podría comer insectos; está de moda la gastroentomología; la gente rica paga fortunas por comer lo que los asiáticos y otros pueblos han hecho toda su vida, hartarse de gusanos, saltamontes y arañas monas. En nuestro país abundan las cucarachas; la sopa de cucaracha es alimenticia, grata al paladar de contar con la debida condimentación y del todo saludable, por cuanto el hervor elimina los agentes patógenos que esos animales portan consigo por su hábito de arrastrarse por las cloacas. La rata también es una fuente de proteínas y el sabor de su carne es semejante al del marrano; en nuestro país existen por millones y son fáciles de atrapar; es suficiente transitar por la Cota 905 −si está dotado del valor necesario− y hurgar un poco en las montañas de basura existentes en la ladera del cerro; son enormes, como conejos, abobadas por exceso de alimentos y acostumbradas a la interacción con los humanos, porque con ellas juegan los niños de los barrios en la parte de arriba de la montañas de inmundicias.

Otra posibilidad es la Proposición Borges, consistente en comer lo poco a su disposición frente a un espejo, de modo de tener la impresión de estar comiendo el doble; o conseguir un hueso de jamón, colgarlo ante una fuente de luz y pasar un mendrugo de pan por la sombra.

Bueno, como tampoco hay pan, puede lamer la sombra.

2

Es sumamente probable que le resulte imposible obtener el hueso, en cuyo caso puede dibujar una costilla de res, un T-bon, una chuleta… ¡la pieza de su agrado!, recortar la figura y seguir el mismo procedimiento.

También puede poner en práctica la idea del economista y escritor Jonathan Swift expuesta en su ensayo Una modesta proposición (1729) con el fin de mitigar la hambruna que asolaba a su país, Irlanda. Consiste en que los pobres vendan sus hijos a los ricos con fines alimenticios; de tal modo se logran los siguientes objetivos: reducción de la población que hay que alimentar; satisfacción de la necesidad de alimentación de los ricos y mejora de las condiciones de vida de los desposeídos, que podrían comprar algo de comida con su ganancia.

Siendo el agua lo escaso, lo recomendable es seguir la idea del doctor Otrova Gomas, consistente en mezclar una molécula de oxígeno con dos de hidrógeno, con lo que dará forma al preciado líquido; es inexplicable que la gente se queje de sed e injustamente maldiga al gobierno por la ausencia de agua, estando uno literalmente rodeado de esos elementos.

La idea de Chaplin de comer zapatos hervidos también es buena; al fin y al cabo, siendo de cuero, el zapato proviene de los vacunos o animales semejantes.

Una solución un tanto más radical es comerse a sí mismo; ampútese un brazo o una pierna y tendrá carne para un buen rato. Lo puede hacer por su cuenta valiéndose de un machete bien afilado; en realidad casi no duele, porque ciertos mecanismos neuroquímicos bloquean los centros del dolor del cerebro. Si encarga de la tarea a un cirujano competente, de los que quizá quede alguno en el país, hágalo vigilar, porque podría ocurrírsele huir llevándose el miembro separado para alimentar a su propia familia. Recuerde que en épocas de crisis primero es el estómago y luego la moral. No recomendamos ponerse en manos de un médico de formación cubana, por cuanto esos infelices ni puta idea tienen de arterias, venas, tendones ni nervios.

3

En cualquier caso, cuídese de no hacerse mutilar los dos miembros del mismo lado; lo correcto es despojarse sucesivamente del brazo izquierdo y de la pierna derecha, o viceversa; de otro modo no tendrá forma de usar una muleta. Aunque en realidad eso no tiene mayor importancia de estar usted dispuesto a sacrificarse del todo; a dejarse comer íntegro, quiero decir, en beneficio de los miembros restantes de su familia. Estando imposibilitado de moverse no podrá defenderse cuando vengan a cortarle una rebanada.

Ahora bien, si carece usted de altruismo y no lo anima suficiente amor por sus parientes, entonces puede comerse al otro, a un vecino; con tanto muerto impune que hay en el país cada día nadie se va a preocupar por uno más aquí y allá. Ni siquiera tiene que beneficiar a la persona: róbese un cadáver fresco de cualquier morgue; en la actualidad se encuentran en ellas niños y adolescentes. ¡Ni se darán cuenta con las docenas de occisos ingresados cada día!



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com