end header begin content

opinión

Isaías Márquez

Crisis de los panes

23 febrero, 2017

Muy diferente e inimaginable para Jesús la crisis que hoy nos agobia con ese producto básico: el pan. Conocemos el pasaje bíblico de la multiplicación de los panes, cuando Jesús solo dispone de unos cinco panes y dos pescados para unos cinco mil hombres a quienes “hace sentarse en grupos de cincuenta”. “Toma los panes y los pescados, los bendice, los parte y los entrega a sus discípulos para que los distribuyeran a la gente. Todos comieron cuanto quisieron y se recogieron unos doce canastos de sobras”. (Lucas 9, 12-17).

La realidad nuestra es diferente y no es fácil de solventar pues hay escasez de materia prima en las panaderías: harina de trigo, azúcar, manteca, levadura. La dinámica del día en una panadería requiere de unos 11 a 15 sacos de harina de trigo, de unos 45 kg por saco a objeto de poder despachar unos dos lotes de pan a diario, a horas claves, -11 de la mañana y cinco de la tarde-. Pero, ante la disminución del suministro de harina y otros ingredientes, esta dinámica se altera y se generan colas, que observan a diario, inclusive desde la madrugada, por la venta limitada a una o dos unidades por persona.

Panes especiales dejan de ser prioridad para muchas panaderías; incluso, el pan grande. Panes de otro tipo, como el sobao, se vende una sola vez al día; igual los panes canilla y campesino.

Otro factor negativo lo constituye la persecución inquisitoria que desde septiembre pasado emprende la Sundde contra las panaderías, cuando lo esencial estriba en que el gobierno atienda las necesidades reales del sector.

[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com